La Candelaria

El día dos de febrero se celebra el inicio de la Cuaresma prieguense. Durante la noche se prenden hogueras promovidas por las hermandades y otras asociaciones que de una manera muy acertada la convocan cada año siendo punto de encuentro de vecinos y visitantes.

Durante el día, las mujeres llevan las roscas de pan a las iglesias para bendecirlas, o a bautizarlas, como popularmente se le dice; decorándolas con lazos de colores y ramas de olivo y romero.

Tras la bendición, son saboreadas en las casas o bien se llevan al lugar mismo de la candela donde, untadas con aceite, y acompañadas de aceitunas “machacadas” y bacalao en sal, son degustadas.

En los cortijos y aldeas del término municipal se encienden, la noche anterior, grandes candelas en las puertas de todos los cortijos habitados. 

Adquiere tu rosca y bendícela, podrás saborear un verdadero manjar.