Trovos

Los trovos son poesía improvisada sobre una base musical folclórica, sin embargo la peculiaridad de Priego de Córdoba es que no llevan acompañamiento.

El trovero tiene un gran ingenio popular, el arte de la improvisación en el que la poesía es dialogada o está dentro de una discusión dialéctica. Arte tradicional que se caracteriza, sin embargo por ser una poesía fresca, espontánea e improvisada, un enfrentamiento lírico entre dos hombres, los cuales muestran poseer un altísimo grado de cultura popular y gran agilidad verbal con el fin de expresar y decir frases continuadas de forma rimada y poética.

Los trovos de Priego, aunque son cantados con estilo flamenco, no se acompañan de música y baile propios. Sus composiciones se conocen como letras y son quintillas, generalmente de ocho sílabas. Inventarse de forma repentina estas letras es la habilidad e ingenio del trovero, y cuando alguna queda truncada porque la inspiración no llegó a rematarla, se dice que aquella letra se socó. Los temas van surgiendo de manera improvisada, y los troveros deben responderse uno a otro en el mismo momento.

Si quieres comprobar la agilidad de estos troveros a la hora de improvisar podrás asistir al festival de trovos que se celebra cada año el último día de la Feria Real.